Tel. +57 (1) 215 8043 | gerencia@aseneg.com
  • es
bclose

El bienestar físico y mental de sus colaboradores es la clave para la productividad empresarial

En todo trabajo se corren riesgos y los colaboradores están propensos no solo a sufrir accidentes, si no a contraer o desarrollar enfermedades que les obligan a ausentarse de sus puestos de trabajo. Las enfermedades de los trabajadores representan pérdidas considerables para cualquier empresa, los equipos de trabajo funcionan como el mecanismo de un reloj, cada pieza es de vital importancia y es en conjunto que se logran resultados óptimos y precisos, así que la efectividad y productividad de los diferentes departamentos de una compañía se pueden ver seriamente afectadas por la ausencia de tan solo uno de sus miembros.

Una enfermedad laboral es producida como consecuencia de las condiciones del trabajo, y dichas condiciones no necesariamente deben ser extremas o de alto riesgo, solo el permanecer sentado más de ocho horas diarias y estar bajo condiciones laborales estresantes, hacen que cada día sean más los trabajadores que deban incapacitarse debido a problemas de salud.

El bienestar y el rendimiento de un trabajador se pueden ver afectados por una mala postura, el manejo inadecuado de equipos o el mal estado de estos, por no cumplir las normas de seguridad industrial o por falta de conocimiento de las mismas, por la constante exposición a ciertos químicos, largas horas frente al computador, o simplemente por situaciones estresantes o falta de descanso.

Una de las principales causas de ausentismo laboral y disminución de la productividad, según la Organización Mundial de la Salud, es el estrés generado por la creciente presión en el entorno laboral y que ocasiona la saturación física o mental del trabajador, generando diversas consecuencias que no sólo perjudican su bienestar, sino también la calidad de su trabajo y el clima laboral; algunos de sus síntomas más frecuentes son los dolores de cabeza, la irritabilidad, malestares gastrointestinales e incluso la depresión.

Otras enfermedades laborales comunes son los dolores de espalda, la fatiga visual, el síndrome del túnel carpiano, síndrome de fatiga crónica, obesidad, gripas y resfriados entre muchas otras, dependiendo del entorno.

En el caso de Colombia, la enfermedad laboral está definida en el artículo 4 de la ley 1562 de 2012 como aquella que es “contraída como resultado de la exposición a factores de riesgo inherentes a la actividad laboral o del medio en el que el trabajador se ha visto obligado a trabajar.” Actualmente la tabla de enfermedades laborales en el país incluye tres secciones que agrupan las enfermedades en: aquellas causadas por agentes etiológicos (químicos, físicos, biológicos, psicosociales y ergonómicos), enfermedades laborales directas y enfermedades clasificadas por grupos o categorías (Enfermedades infecciosas, trastornos mentales, intoxicaciones etc.)

De igual manera, en el decreto 1072 de 2015 se exige a las empresas el desarrollo de múltiples actividades con el fin de alcanzar los mejores estándares de seguridad en riesgos laborales para evitar las enfermedades que afecten la efectividad del equipo de trabajo; esta es una tarea que ya se ha empezado a desarrollar en un gran número de compañías de las diferentes industrias y mercados con el fin de estructurar estrategias dirigidas al bienestar del empleado, desde programas de pausas activas y motivación, el respeto a los horarios de descanso y alimentación, hasta la revisión constante del estado de los equipos y maquinarias y el establecimiento y verificación del cumplimiento de normas de seguridad de acuerdo a las actividades específicas de cada negocio. Tenga en cuenta que ASENEG tiene el personal calificado para la realización de estas actividades en su empresa.

Un buen manejo del recurso humano genera estabilidad en cualquier organización, velar por la salud mental y física de los empleados es de vital importancia para lograr los objetivos empresariales y asegurar la productividad de la compañía.