Tel. +57 (1) 215 8043 | gerencia@aseneg.com
  • es
bclose

El entorno digital como valor agregado para las empresas

En una realidad en la que la tecnología de la información (TIC) evoluciona a un ritmo acelerado, el mundo de los negocios tiene que adaptarse acordemente. De hecho, la supervivencia de las empresas grandes y pequeñas ahora está estrechamente ligada a la digitalización y la incorporación de soluciones informáticas que representan cambios profundos en la cultura organizacional.

Lo que representa el entorno digital

Todo aquel que aspire a competir en el ámbito comercial, ha comprendido en mayor o menor grado la importancia que representa la incorporación de tecnología a sus procesos. Además de una infraestructura informática sólida para impulsar la productividad, también ésta debe estar en manos de personal capaz. De ahí que el desarrollo, investigación y capacitación sean procesos esenciales.  

Los usuarios cada vez están más conectados mediante sus dispositivos móviles para llevar a cabo  sus transacciones. En consecuencia, aprecian aquellos servicios o productos diseñados para sus preferencias que demuestran eficiencia, facilidad de uso y contenido valioso. Mientras más reconozcas su utilidad, ventajas y posibilidades, más rápido conseguirás el éxito.

Además de adoptar soluciones como cloud computing, big data, social business y movilidad, otro factor a considerar es la globalización. El alcance de las TIC sólo está limitado por su aplicación y no por la factibilidad de abordar los mercados disponibles. Es dentro de este dimensionamiento que reside su mayor valor: poder conectarse con una cantidad creciente de usuarios.

Cualidades imprescindibles

Quizás la incorporación de alguna tecnología de información no represente un reto para muchos porque ahí no radica su efectividad al corto o mediano plazo. Lo cierto es que más allá de su implementación, la cultura organizacional debe incluir ciertos valores que harán posible la transformación; como por ejemplo:

  • Atención personalizada. Finalmente el cliente es la razón de ser de cada emprendimiento. Cada solución digital debe ir en función de sus preferencias, exigencias y creencias como usuario único.
  • Confiabilidad. Las empresas actuales deben aspirar a ser responsables en muchos niveles. Esto empieza por cumplir con las expectativas del cliente, de la sociedad e incluso de sus empleados. Establecer una reputación sólida depende de escuchar al público, ofrecer inmediatez, ser consecuente con el cumplimiento y propiciar la comunicación bidireccional.
  • Adaptabilidad. La cualidad fundamental dentro de un escenario tan competitivo es la habilidad de cambiar para mejor. Como en la naturaleza, la evolución permite a entidades establecidas encontrar el camino hacia formas innovadoras para prevalecer.
  • Transparencia. Por difícil que parezca, la opacidad solo va en detrimento de la buena empresa. La ética en su máxima expresión exige cuentas claras, datos precisos e información disponible para cualquier interesado. Es la fórmula más sencilla hacia el éxito y una excelente reputación.

Como compañía de head hunters y enfocados en el desarrollo de talento humano, en Aseneg nos preocupamos por hacer de tu entorno digital un valor agregado. En nuestro afán por poner a tu disposición el personal más calificado, podemos reestructurar esos puestos claves para que no te quedes rezagado en la lucha por tener un negocio digitalizado y listo para competir.