Tel. +57 (1) 215 8043 | gerencia@aseneg.com
  • es
  • en
bclose

Los nuevos retos empresariales con el recurso humano

El activo más significativo de cualquier negocio son sus empleados, por eso, tan importante como la calidad de los productos y servicios que se ofrecen, la confianza de los clientes y la proyección de una imagen de solidez, es la gestión efectiva del talento humano.

El mundo laboral y empresarial ha cambiado drásticamente en los últimos años y con él también la gestión del recurso humano; antes, los trabajadores buscaban un empleo para toda la vida y desarrollar su carrera en una misma empresa, los profesionales de la actualidad buscan nuevas motivaciones cada día y no quedarse estancados en la rutina, por esta razón se mueven constantemente y se vinculan a diferentes organizaciones, y aunque esto puede ser beneficioso por la circulación del personal, es también uno de los nuevos retos para el departamento de recursos humanos que debe encontrar los incentivos adecuados para lograr mantener al mejor talento humano en el equipo de trabajo de la compañía.

Otro de los cambios que se ha dado y que afecta directamente al recurso humano es la llegada de nuevas y más avanzadas tecnologías, con lo cual la forma de realizar ciertas labores ha dado un giro importante, el modo de trabajar ya no es el mismo de hace unas décadas, los perfiles profesionales requeridos ya no son los mismos y las compañías más productivas son aquellas que han avanzado a la par con esta evolución y que han logrado llevar también de la mano a su recurso humano en este reto que impone la digitalización.

Empleados más inquietos y herramientas más veloces, esos son los nuevos desafíos del mercado, así que ya no solo se trata de atraer o “cazar” profesionales idóneos y administrar al personal, si no de evitar que se vayan, de mantener el equipo unido y motivado, reconociendo y valorando las necesidades de cada uno de los empleados y usando todas las herramientas tecnológicas que estén a nuestro alcance para simplificar los procesos y no limitar la capacidad de la empresa y sus trabajadores.